miércoles, mayo 27, 2009

Humillaciones universitarias

Si bien es cierto que hace bastante tiempo que no escribo en mi blog, hoy me sentí en la obligación de hacerlo para básicamente descargarme en lo que se refiere a los distintos tratos universitarios.

Ayer en la tarde, conversando con una amiga, surgió el tema (por enésima vez) de profes que se quieren cagar a alumnos, alumnos que deben ser sumisos frente al profesorado y falta de exigencia de los derechos por parte de los mismos alumnos.

Quisiera empezar por el caso de la Universidad de Antofagasta, pues es la universidad de la que he escuchado más quejas en lo que se refiere a falta de objetividad y “discriminación” o “distinción negativa” por parte de los profesores hacia el alumnado.

Antiguamente, la Universidad de Antofagasta pertenecía en su totalidad a la Universidad de Chile, cosa que cambió durante la dictadura para convertirse en una universidad autónoma con financiamiento propio. Desde ese mismo instante, el alumnado (que obviamente tuvo que empezar a pagar), tiene todo el derecho de exigirle al profesorado el mejor trato posible, pues finalmente SON ELLOS LOS QUE LE PAGAN EL SUELDO AL PROFESOR.

¿No me creen? Entonces revisen este enlace que aparece publicado en la mismísima página de dicha universidad, en donde se detalla todo el presupuesto para el año 2009.

Lo anterior no es sinónimo de incitar a tirar la jineta “porque sí”, si no que es un recordatorio de lo que finalmente se debe hacer cuando toda lógica o razonamiento con el personal de la universidad es insuficiente o nulo. Muchos han sido los casos en que profesores, a pesar de ser corregidos por sus mismos alumnos de forma respetuosa y con fundamentos, continúan en su soberbia y trato despectivo hacia el estudiante.

En muchas universidades no se respeta el antiguo proverbio que reza “uno no puede exigir respeto si no lo profesa hacia los demás”.

Desde el momento que se pierde el respeto mutuo (entre alumno y funcionario o alumno y profesor), no hay nada que se pueda hacer y lamentablemente hay que caer en la parte monetaria…y es que la sociedad en que vivimos se basa en ello: una sociedad en donde todo, absolutamente todo es visto desde el punto de vista económico.

Si supieran uds. la sorpresa que me llevé cuando supe que cierta universidad del consejo de rectores (cuyo nombre no voy a mencionar), no veía a sus profesores como investigadores, si no como meros instrumentos para ganar dinero…como meros activos económicos. (Me acordé de Eric Goles que decía que en Chile falta investigación básica y creo que es justamente por lo mismo, ninguna universidad que se autofinancie va a promover o financiar investigaciones que no le reporten un retorno económico a futuro.)

En fin, yo antes solía tener una visión mucho más romántica de la Universidad, como un centro de conocimiento universal, de respeto mutuo, de desarrollo de nuevas ideas…de creación de un futuro mejor…pero finalmente el signo peso primó sobre todo y la visión que yo tenía de la universidad quedó relegada al romanticismo e idealismo de los años 60s.

¿En qué minuto el país y en particular las universidades cambiaron tanto?

Actualizando…al fin!!!

Después de más de un año, empezaré a actualizar mi blog.

Eso.

 

xD